Miles Dei Servus Diaboli bocetos

Miles Dei, Servus Diaboli: Críticos y Pifias

Miles Dei, Servus Diaboli: Críticos y Pifias

Tras el último comentario de uno de nuestros lectores en la anterior entrada Miles Dei, Servus Diaboli: Cambios en el sistema de juego, decidimos hablar un poco más sobre los críticos y pifias del nuevo sistema de Miles Dei, Servus Diaboli. Manteníamos los críticos y pifias especiales que aportaban las ayudas y Perjuicios supremos, pero habíamos eliminado las tiradas abiertas, por lo que se propuso desde fuera jugar con las combinaciones de dados como efectos especiales de críticos y pifias.

Respecto a las ayudas y perjuicios supremos, decidimos cambiar el número de ayuda a ángeles y perjuicio a demonios que era el “1-1-1” y evocaba a la divina trinidad, por el “7-7-7”, numero asociado a Dios en la Biblia, y que representado en grupo, reforzaba lo asociado a la divinidad, con esto, nos ponemos a hablar de los críticos y pifias en Miles Dei, Servus Diaboli.

Al final de la entrada también os presentamos al ilustrador del proyecto, Edgar Salazar Guitierrez, con una pequeña entrevista.

Esperamos que os guste.

Miles Dei Servus Diaboli diseños para la portada
Miles Dei Servus Diaboli, diseños para la portada

¿Cómo funcionan los críticos y pifias?

En Miles Dei, Servus Diaboli nos encontraremos con dos tipos de críticos y pifias. Los “normales” y las asociadas a un número concreto:

Hoy hablaremos de ambas formas, pero lo dedicaremos exclusivamente al uso de habilidades, y no del combate, pues la obtención de una pifia o crítico en un combate tendrán efectos añadidos.

Ayudas y Perjuicios supremos

Los críticos y pifias asociadas a un número concreto se conocerán como ayudas supremas o perjuicios supremos, y dependerán de si nuestro personaje es un ángel o un demonio. Si interpretamos a un ángel, el número de ayuda será la obtención de tres sietes “7-7-7” en el 3D8, mientras que el número de perjuicio de un ángel será la obtención de tres seises “6-6-6” en el 3D8. Como es lógico, en el caso de interpretar a un demonio, los números de ayuda pasarán a ser “6-6-6” y los de perjuicio “7-7-7”.

Toda obtención de una ayuda suprema implicará obtener un éxito, y toda obtención de un perjuicio implicará la obtención de un fallo.

Éstos números en concreto, funcionarán como grandes críticos o grandes pifias que pueden inclinar la balanza muy a nuestro favor o muy en contra, resultando prácticamente determinantes “mucho más que un crítico o pifia normales”.

Cahetiel / Amelia Trevor, una buhonera discípula de Cariel en la partida “Tres plumas” del foro, tiene una habilidad de +2 en seducción. Y decide cortejar a un acomodado empresario que posee unos camafeos que en realidad son el contrato (un objeto sobre el que se venden las alamas) de uno de los hijos del empresario, del que sospecha que ha firmado un pacto con un demonio. Realiza su tirada y obtiene en el 3D8 un “7-7-7”. Da igual la dificultad, dan igual los bonificadores, todo da igual, pues ese empresario, con una ligera mirada de Cahetiel, ha quedado completamente enamorada de ella, y ahora no solo podrá examinar mejor los camafeos, sino que tendrá a un nuevo contacto de gran poder adquisitivo.

Críticos y Pifias

Los críticos y pifias “normales” no son tan “normales” en la obtención como en cualquier otro juego. En Miles Dei, Servus Diaboli se obtendrán críticos o pifias siempre que se obtengan números iguales en las tiradas de 3D8, “como un 4-4-4 o un 5-5-5”, omitiendo las ayudas o perjuicios supremos, y dependerá de si la suma del resultado de la tirada más la habilidad asociada, superan la dificultad estipulada. Con esto se aumenta la necesidad de otorgar con cabeza los puntos de habilidad a nuestro personaje, pues un punto de más o de menos en una habilidad nos podría aportar un crítico o una pifia; Veamos un ejemplo.

Miles Dei Servus Diaboli Flauros
Miles Dei Servus Diaboli, Flauros

Volvemos con el ejemplo a nuestra buscavidas discípula de Cariel en la partida “Tres plumas” del foro. Cahetiel tiene una habilidad de +3 en Sigilo y se encuentra escondida de un par de poseídos que le perseguían y a los que logró despistar escondiéndose en un oscuro soportal. Debe moverse, pues de permanecer ahí acabaría siendo descubierta, por lo que decide escurrirse entre las sombras para escaparse por otro callejón “Dificultad a superar de 15”.

Realiza su tirada de 3D8 y obtiene “4-4-4” en sus tres dados, por lo que obtiene una suma de 12, más su habilidad de sigilo (12+3), obtendría un 15. Como iguala o supera con su tirada la dificultad impuesta, Cahetiel habría obtenido un éxito, pero además, como obtuvo con su 3D8 un “4-4-4” ese éxito se torna crítico, escabulléndose cual gata nocturna sin que sus perseguidores hubiesen percibido presencia o rastro alguno.

Como podéis apreciar, la suerte de Cahetiel, habría sido mucho peor si su habilidad en sigilo hubiese sido sólo de +2, teniendo un final mucho más trágico, ya que no habría sido solo un fallo (12+2=14) sino que además se habría transformado en una estrepitosa pifia, cayendo al suelo tras resbalar con basura, quedando al descubierto y en seria desventaja.

Entrevista al ilustrador Edgar Salazar Guitierrez

Tras hablar un poco por encima de los críticos, os presentamos a Edgar Salazar Guitierrez, encargado de ilustrar Miles Dei, Servus Diaboli. Hemos decidido hacerle unas cuantas preguntas para, a través de su obra conocerle un poco mejor.

¿Cómo empezaste a dibujar?

Empecé de muy pequeño, veía a mi madre hacer bocetos para los vestidos que ella diseñaba y yo quería, como ella dibujar y pintar todo lo que se me pasaba por la cabeza. Además me encantaban los cómics y las series de animación, siempre intentaba copiarlos y con 10 años me apunté por primera vez a un curso de pintura y dibujo.

¿Cuáles son tus influencias?

Cuando comencé a dibujar los cómics americanos, que eran los que llegaban a Sudamérica. Después gracias a series como los caballeros del zodiaco y demás animes que fueron llegando descubrí el manga. Poco a poco a medida que me interesaba más por el mundo de la ilustración fui descubriendo nuevos autores que hicieron que fuera evolucionando alejándome del manga y el cartoon, aunque nunca los he dejado del todo. A día de hoy algunos de mis principales referentes son Joe Madureira, J. Scott Campbell, Marco Djurdjevic, Eytan Zana, Anthony Jones, Fen zhu.

¿Cómo definirías tu estilo?

Como decía antes, cuando comencé era más manga y cartoon, luego fui evolucionando hacia al cómic y poco a poco me fui acercando hacia algo más realista pero creo que nunca he dejado de tener ese toque cartoon con el que empecé y con el que sigo disfrutando.

Miles Dei Servus Diaboli Decarabia
Miles Dei Servus Diaboli, Decarabia

¿Dónde te formaste?

En la Academia C10 (dirigida por Carlos Diez) donde tuve la inmensa suerte de formarme con profesores como Felipe Benemelis y Miguel Valderrama en dibujo profesional durante 2 años y después con Daniel Rosatauroni y Rodrigo Llasera en ilustración digital, diseño de personajes y Zbrush.

¿Cuál es tu relación con los juegos de rol?

La verdad es que es un mundo en el que no había ahondado mucho y que ahora gracias a David Bascuñana estoy descubriendo y con gratas sorpresas.

¿Trabajaste anteriormente en otros proyectos?

Nunca he participado en un proyecto como es MDSD y por el que estoy muy agradecido a David Bascuñana. Solo he realizado una colaboración para “ElGen miniatures” con el que me gustaría seguir trabajando.

¿Cómo decidiste embarcarte en el proyecto MDSD?

¡Fue fácil me lo propusieron y no me lo pensé! Además tengo la inmensa suerte de tener casi total libertad.

¿Cuál es la faceta creativa de tu trabajo que más te gusta?

Probablemente el desarrollo de personajes, darles vida. Intentar plasmar en un dibujo todo lo que yo me he imaginado para ese personaje.

¿Qué desafío te está suponiendo ilustrar MDSD?

En un primer momento fue el estilo Steampunk, en el que no me sentía muy cómodo. Pero poco a poco he ido descubriendo todo el potencial que tiene y lo divertido que puede ser. Además de la dificultad de dibujar tantos personajes tratando de no perder la coherencia en el estilo entre todos ellos.

¿Qué aspiraciones tienes?

Poder dedicarme profesionalmente al mundo de la ilustración. Y me gustaría ampliar mi formación para acercarme más al mundo del videojuego y la animación.

 

Hasta aquí una nueva entrada sobre este magnífico juego: Miles Dei, Servus Diaboli. Espero que os haya gustado. Ya sabéis que podéis comentar todo lo que os apetezca aquí en el blog, en nuestro foro y también tenéis los medios sociales oficiales del juego: Facebook y Twitter

Miles-Dei-logo2

Si lo único que hace que una persona sea decente es la esperanza de una recompensa divina, entonces, hermano, esa persona es un pedazo de mierda, y me gustaría que salieran a luz cuantas más de ellas mejor. ¿Tienes que juntarte con otros y contarte historias que violan cada ley del universo solo para poder superar el maldito día? ¿Qué dice eso de tu realidad?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This