Por favor ingresa o regístrate. Agosto 19, 2018, 10:09:30 pm

Autor Tema: Trasfondo de la partida  (Leído 328 veces)

LCS

  • Moderador
  • Enganchao, ya no podrá dejarlo...
  • *****
  • Mensajes: 360
  • Thanked: 5 times
    • http://www.luiscarlossuarez.com/
  • Juegos Favoritos: La llamada de Cthulhu, Dead Lands y otros muchos
Trasfondo de la partida
« en: Mayo 19, 2016, 10:23:57 am »
⁠⁠⁠Antiguo Prospecto del 2076
Bienvenidos al Refugio 23
Disponemos de todas las comodidades para que la comunidad de residentes pueda sobrevivir con todas las comodidades hasta que sea seguro volver al exterior. Los robot domésticos harán el trabajo mientras se relaja con las ofertas de ocio o paseando por las zonas ajardinadas. Sea la envidia de sus amigos sobreviviendo con el máximo confort. Resida en un paraíso de colores pasteles, brillantes acabados plásticos y relucientes cromados mientras el hilo musical reproduce los grandes éxitos musicales. Nuestras instalaciones dispones de:
1.   Puerta blindada autosellable, capaz de aguantar una explosión nuclear y grandes dosis de radiación.
2.   Sistema de ventilación con purificador de radiación.
3.   Sistema eléctrico de iluminación "Simu-Sol", que imita la luz solar con un 2% de riesgo de quemaduras de sol.
4.   Interconexión de terminales entre refugios.
5.   Capacidad para 1000 personas como máximo.
6.   Sistemas de agua potable, con purificador de radiación, que funciona con el chip de agua.
7.   Granjas de hidro-agricultura, para alimentar a los habitantes.
8.   Sistema de seguridad, equipado con torretas láser, cámaras CCTV Eye-On-You y Robots de seguridad.
9.   Clínica/s disponible/s en el nivel central del refugio, con medicinas suficientes para abastecer durante tres siglos.
10.   Laboratorio científico totalmente equipado para crear nuevos antibióticos y medicinas.
11.   Cuartos Entertainotron con un proyector en 3D o de diapositivas para reproducir videos, películas, música, series en holo-discos (Usando las cintas sociales y de entretenimiento).

3 de julio de 2300. Actualidad.
Todavía quedan algunos poster promocionales en las paredes. Tocarlos o arrancarlos está estrictamente prohibido y se considera un acto comunista.
Realmente la mayor parte de la información suministrada es correcta. Excepto que por algún motivo el refugio se construyó para 200 plazas en vez de 1000.
El supervisor inicialmente estableció un sistema de rotación. Doscientas personas vivían en las lujosas residencias mientras el resto se hacinaba en los enormes dormitorios comunales hasta que les tocaba a ellos. Se establecieron turnos de trabajo para abastecer a tan enorme población, desde los cultivos en las granjas, usando todas las zonas ajardinadas, hasta la fábrica de ropa. La comida y el agua fueron muy racionadas.
Treinta años después del cierre de la puerta, todo empezó a cambiar. El supervisor cambió los turnos de rotación. Por todas partes los altavoces distribuyeron consignas sobre la baja natalidad y el peligro del envejecimiento de la población.

A partir de aquel momento, la mitad de los lujosos apartamentos serían ocupados por familias que tuvieran descendencia, estableciéndose un turno cada vez que otra familia tuviera hijos. La gente del asentamiento demostró ser particularmente fértil y los turnos  se fueron acortando mientras el asentamiento se llenaba de niños, a menudo semiabandonados. Estos niños cuyos padres no se hacían cargo fueron cuidados por los cerebrobot a cargo del supervisor, estableciéndose finalmente una enseñanza obligatoria e intensiva desde los seis años hasta los catorce.

Por otro lado un desgraciado accidente destruyó todas las copias de video, de audio e incluso literarias. De pronto las pantallas quedaron sin nada que proyectar y los altavoces callaron. Para solucionar esto el supervisor preparó un espectáculo. Lucha de gladiadores americanos. Veinticuatro horas de lucha interrumpida no letal. Los ganadores disponían ese día de ración completa y eximidos de jornada de trabajo. Una computadora emparejaba a los que se apuntaba basándose en hacer combates igualados. También podían apuntarse a un combate mortal. Si ganabas, entrabas en un turno de residencias lujosas, hasta que otro te reemplazara. Un cuarto de estas viviendas se destinaron a esto.

La gente no lo aceptó sin más, claro. Hubo revueltas y disturbios. Algunos hablaron de salir al exterior y probar suerte. El supervisor movilizó a todos los robot de seguridad. Hubo varios muertos. El último cuarto de viviendas se destinaron a los que denunciaran cualquiera de estos actos comunistas y subversivos con pruebas. Fueron ocupados rápidamente.

¿Qué incluye una de esas plazas de lujo? Raciones completas, comodidades, eximidos de trabajo, asistencia médica completa...

Este es vuestro mundo actual. Padres que apenas crían a sus hijos, gente dispuesta a matar o a denunciar a otros por una vida mejor, miseria de una amplia mayoría. Algunos de estos consumen sustancias estupefacientes para sobrellevar ese infierno. Solo las masivas audiencias de los combates, el sueño de algunos de llegar a los pisos lujosos, la esperanza de que algún día el exterior sea habitable y se pueda abrir la puerta, y las distribuciones diarias de Nuka-Cola elevan el estado de esta última. Esta bebida sobre todo. Para poder obtener una llena se debe entregar la vacía a cambio, incluido la tapa.
Por encima de todo esto, un supervisor al que nadie ha visto en persona y su omnipresencia en forma de robot de vigilancia con nombres tan pintorescos como Ojobot, Señor Agallas, Protectobot, señor mañoso y los cerebrobot.