Por favor ingresa o regístrate. Octubre 22, 2018, 09:02:51 pm

Autor Tema: Sarah Callaghan  (Leído 452 veces)

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Sarah Callaghan
« en: Junio 01, 2016, 01:11:14 pm »
Nombre: Sarah Callaghan
Edad: 16 años





Agilidad: 2     Astucia:  2    Espíritu: 2     Fuerza: 2     Vigor: 2

Apostar (Astucia) 0
Cabalgar (Agilidad)  0
Callejear (Astucia)  2
Conducir (Agilidad) 0
Conocimiento (Astucia) 0
Disparar (Agilidad)  1
Forzar Cerraduras (Agilidad)  0
Ridiculizar (Astucia)  0
Intimidar (Espíritu)  2
Investigar (Astucia) 0
Lanzar (Agilidad)  2
Nadar (Agilidad) 0
Navegar (Agilidad) 0
Notar (Astucia)  2
Pelear (Agilidad)  2
Persuadir (Espíritu)  2
Pilotar (Agilidad) 0
Redaños (Espíritu)  1
Reparar (Astucia) 0
Sanar (Astucia) 0
Sigilo (Agilidad)  1
Supervivencia (Astucia)   1
Trepar (Fuerza)   1

Desventajas:
- Manazas (Menor)     Leal  (Menor)      Curiosa (Mayor)

Ventajas:   
- Artista Marcial  Requisitos: Novato, Lucha 2 + (Imagino que Lucha es Pelea)

-  Conexiones Requisitos: Novato
« última modificación: Junio 06, 2016, 01:12:06 pm por ewgene »
Big girls cry when their dreams are breaking
 

LCS

  • Moderador
  • Enganchao, ya no podrá dejarlo...
  • *****
  • Mensajes: 360
  • Thanked: 5 times
    • http://www.luiscarlossuarez.com/
  • Juegos Favoritos: La llamada de Cthulhu, Dead Lands y otros muchos
Re:Sarah Callaghan
« Respuesta #1 en: Junio 01, 2016, 02:24:46 pm »
Ficha bien terminada, a falta de personalización.
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:Sarah Callaghan
« Respuesta #2 en: Junio 19, 2016, 11:10:18 am »
No recordaba un solo día de su vida que hubiera estado alejada de su hermano más de dos horas. Él la necesitaba y ella a él, aunque le costaba reconocerlo.  Pero su hermano mellizo era más callado, más solitario, y después del accidente…. No podía evitar sentirse culpable de todo aquello. Ella era la fuerte, la que había nacido unos minutos antes, la encargada de protegerlo.

Rebulló nerviosa en aquella silla de aluminio. Tenía el trasero dolorido y los ojos enrojecidos tras tanto tiempo bajo aquellos fluorescentes, en aquella horrible habitación. Sus tripas rugían de hambre, aunque estaba acostumbrada. ¿Qué estaría haciendo su hermano? Construyendo alguno de sus inventos seguramente, pero también pensando en donde diablos se habría metido ella.
Había salido a efectuar una venta. Una de esas que no eran muy bien acogidas por el gobierno. Y la habían cogido. Hacía poco se había hecho daño intentando averiguar como funcionaba uno de los artefactos de Shawn, pero como siempre, los aparatos electrónicos no eran su fuerte.  No solo se había jodido un dedo, sino que al saltar hacia atrás por la sorpresa, se hizo un esguince en el pie. Así que cuando aquel policía la pilló in fraganti, no pudo correr como siempre.

Se abrió la puerta. Sarah compuso cara de mala leche. Tenía que aparentar que no se iba arrendar ante nada. Que no le importaba nada. El poli que la había cogido, bastante mono por cierto,  se sentó delante y la miró sin ningún atisbo de odio, como solían hacer la mayoría de los agentes de la ley en aquel puto lugar.

Ella comenzó a morderse las uñas de forma incosciente, con el corazón latiendo a mil por hora, pero sin dejarlo ver.

- Bueno Sarah, tengo aquí toda la información sobre ti – el hombre bajó la vista para poder leer los datos que tenía ante sí. – venta ilegal e insubordinación. Algún caso de peleas callejeras..  y eso solo antes de cumplir los dieciséis. Creo que estas metida en un lio muy gordo señorita – clavó su atención en ella nuevamente

- A la mierda todo eso. No sabe nada de mi.- respondió con furia - Eso es la calle y una tiene que cuidar de los suyos – su tono de voz se elevaba mientras señalaba hacía donde ella creía que estaría el exterior – Suélteme de una puñetera vez o le demandaré por acoso de la autoridad – era una amenaza vana, pues sabía perfectamente que nadie haría nada por una mocosa como ella, pero era la desesperación la que hablaba. A su hermano podía estar pasándole algo y ella no se enteraría. O peor, quizás pensara que lo había abandonado.

El policía soltó una carcajada ante aquel arrebato – Quizás haya una forma de que puedas irte de aquí – su sonrisa se transformó en una mueca lobuna

- Lo sabía! Aquí hay gato encerrado! Me queréis joder viva! Te puedes ir a tomar por culo! – Sarah  se cruzó de brazos como si hubiera dado por zanjado el asunto

- ¿Ni siquiera por la seguridad de tu hermano? – el agente alzó una mano para poder terminar – Solamente tendrás que ser nuestro chivata. No es tanto lo que te pedimos, no? Piénsalo bien antes de dar una respuesta –

Ella le dirigió una mirada rabiosa. La tenían cogida por los huevos. Sabía que había perdido la batalla

Big girls cry when their dreams are breaking