Por favor ingresa o regístrate. Noviembre 17, 2018, 12:19:36 pm

Autor Tema: Escena 1 - Un jugoso contrato  (Leído 447 veces)

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Escena 1 - Un jugoso contrato
« en: Enero 10, 2018, 08:35:09 pm »
El distrito de James Palace es con diferencia el más rico y exclusivo de New Big Hall. Tras sus murallas se esconde un elegante barrio de enormes mansiones, bucólicos jardines y comercios de lujo para la élite de la ciudad, ya sean de estirpe nobiliaria, burgueses que han hecho fortuna en la industria aeronáutica o miembros importantes del Occulum. Las calles están fuertemente patrulladas por centinelas Prax, soldados del gobierno enfundados en gruesos exoesqueletos metálicos y armados con poderosas ametralladoras de mano. Para los no residentes resulta imposible entrar más allá del estricto horario de visita, además de estar estrechamente vigilados por los Prax en todo momento.

Incluso con una invitación firmada de puño y letra por el aristócrata Sir Robert coralsen no libra a los recién llegados de tener que pasar dos controles de los soldados acorazados, que pasan sus detectores magnéticos en busca de armas hasta a las damas. Aunque los Prax no son famosos por sus modales cumplen su cometido con mecánica eficacia.


Finalmente el grupo llega a la mansión Coralsen, donde son recibidos por un mayordomo de librea roja y dorada que lo conduce hacia el despacho principal. La casa está decorada con antigüedades procedentes de todo Ansalance, todas ellas primorosamente conservadas y clasificadas según antigüedad, origen y propósito. No en vano el dueño de la compañía Mayes Antiquites tiene fama de ser uno de los mayores expertos en arqueología de la Confederación, además de ser uno de los más honestos. Recientemente contrató a un equipo arqueológico para recuperar una pintura de la famosa pintora clásica Dala Nafhovok, a la que siguió la pista hasta las ruinas de la ciudad de Trovlisia. Dicha ciudad fue en su tiempo la capital y centro cultural de toda Ansalance hasta que cayó víctima de las numerosas guerras que han asolado el continente. Ahora sus ruinas tienen fama de estar malditas por todo tipo de criaturas siniestras, sectas malignas y miasmas transmisores de enfermedades. Pese a la generosa recompensa ofrecida por Coralsen sólo un único grupo se atrevió a internarse en esas ruinas malditas para recuperar el cuadro. Pero ya ha pasado más de una semana sin noticias del equipo y en todos los periódicos y revistas se les da por irremisiblemente perdidos. Sin embargo Sir Coralsen ha sorprendido a todos intentando organizar una segunda expedición para acudir al rescate de la primera, pero nadie salvo sus actuales invitados ha querido saber nada.

El señor les atenderá enseguida, damas y caballeros - dice el mayordomo con solemnidad - Pónganse cómodos por favor ¿Puedo servirles algún refrigerio mientras aguardan?

Tomada nota de las peticiones el mayordomo se retira y al poco entra Sir Robert en la estancia. Es un humano de estatura media, muy delgado y con bigote de puntas enceradas que se mueve nerviosamente.

Bienvenidos todos, señoras y señores - se sienta en el lujoso sillón que hay tras su escritorio - Soy Sir Robert Coralsen, y les agradezco enormemente que hayan contestado a mi anuncio. Antes de seguir ¿cómo debería llamarles?...

Off-game: aquí podéis describir cómo y por qué vuestros personajes contestaron al anuncio de Sir Robert, y si han llegado solos o en grupo. Por supuesto han ido desarmados, ya que los Prax los detendrían en el acto y no es posible burlarlos en James Palace. Y además también pueden presentarse y hablar un poco sobre su especialidad (real o inventada).
« última modificación: Enero 10, 2018, 08:41:21 pm por Konietzko »
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Helidiana

  • Enganchao, ya no podrá dejarlo...
  • **
  • Mensajes: 311
  • Thanked: 4 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #1 en: Enero 10, 2018, 10:16:33 pm »
Cuando Kaat'yisha recibió la invitación, no pudo más que mostrarse sorprendida. No era frecuente que los encargos fuesen dirigidos a un cazarrecompensas en concreto, y mucho menos frecuente que proviniesen de tal eminencia como Sir Robert. La yurita no tardó mucho en hacer su propia investigación sobre aquel futuro cliente, incluso preguntando entre los pocos conocidos de su gremio para saber si les habían llegado ofertas similares. Curiosamente la respuesta era sí, pero todos ellos habían decidido no presentarse. No parecía ser una trampa en sí misma, pero tampoco auguraba nada bueno: la misión propuesta exuberaba peligro por todos sus ángulos. Pero al parecer las recompensas ofrecidas por el aristócrata eran igual de exuberantes. Kaat'yisha se encontró a sí misma respondiendo a la citación no mucho después.

Y allí estaba, en un distrito en el que por su simple aspecto bien podría pasar por una vagabunda pedigüeña, rodeada de Prax y sin armas. Dejó que registraran todas las veces que quisieran su gabardina y sus botas, e incluso le dieron la vuelta a su sombrero de cuero de ala ancha. Mientras volvía a arreglar su querido sombrero, se fijó en que no era la única, si bien la primera, a la que estaban registrando. Después de lo que había oído, realmente le sorprendía que algún otro insensato se hubiese metido en aquella misión casi suicida. Pero precisamente ella no era quién para juzgarles.
Kaat'yisha se adelantó al interior de la mansión y esperó de pie, con el sombrero aún entre las manos, a que Sir Robert decidiera hacer acto de presencia. Observó al resto de los presentes según llegaban, sin decir ni una palabra, limitándose a estudiarles y a averiguar qué harían también allí. Cuando se acercó el el mayordomo, rechazó con la mano su ofrecimiento; no era momento para ponerse a beber y tampoco es que lo necesitara.

Por fin llega su cliente y la yurita se adelanta un par de pasos, vencida por la impaciencia.
- Kaat'yisha. Cazarrecompensas. Si se trata de encontrar a alguien, puede contar conmigo. Sólo tiene que decirme cómo quiere que lo traiga - por el tono en que lo ha dicho, casi parece que ha dado por terminada toda la reunión. Sin embargo, se gira hacia los demás y hace una sutil reverencia, un gesto con la cabeza dando a entender que les toca a ellos hablar ahora.
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #2 en: Enero 11, 2018, 05:25:58 pm »
De nuevo allí se encontraban los tres juntos. La tarjeta que Kellerman les había dado descansaba en su bolsillo trasero del pantalón. Tal y como les había dicho el profesor, aquel hombre necesitaba gente para una expedición. Su fama era bastante buena, cosa que agradaba a la mujer de piel oscura que se encontraba de pie, en un lado de la estancia, con los brazos cruzados y gesto serio.  Su pelo estaba recogido en una trenza que descansaba sobre su hombro derecho. Su ropa era cómoda al igual que sus botas de media caña. Su único adorno era un reloj que decoraba su muñeca izquierda.



Su mirada se desvió un par de veces hacia Ian y Gato. Su separación había sido breve, pero de nuevo estaban juntos y se sentía reconfortada por ello.

- Xiena. Cazadora de tesoros - dijo escuetamente.
Big girls cry when their dreams are breaking
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #3 en: Enero 11, 2018, 10:55:15 pm »
Era curioso como las dos últimas veces que había entrado en James Palace era acompañado de Xie y Gab. También lo era el simple hecho de que el poco tiempo que habíamos estado separados hubiese servido para echarles tanto de menos. Su compañía junto a la oportunidad de otra aventura me hacia sentir más en casa  que cualquier otro sitio.

Una vez pasada las revisiones por parte de los hojalateros de siempre, los cuales parece que ya habían olvidado nuestros rostros, llegamos a la mansión Coralsen. Allí tengo que hacer un esfuerzo enorme por no quedarme mirando toda la colección tanto de libros como obras de arte que hay esparcidas por el lugar y seguir al resto del grupo. Al parecer esta vez había dos caras nuevas, una Yurita que por lo menos tenía buen gusto en sombreros y un hombre que a pesar de ser completamente distinto al Gato tenia un aquel parecido. Haciendo un pequeño gesto de saludo hacia ellos acepto la oferta del camarero y pido un Cien Fuegos, sonriendo mientras recuerdo cierto viaje en tren.

En cuanto entra nuestro anfitrión y amablemente nos pide que nos presentemos dejo que la hermosa Xie y la Yurita se presenten primero para acto seguido saludar a Coralsen.

-Ian Blackwood, investigador de lo oculto y recuperador de reliquias. Un placer conocerle sr. Coralsen, espero que la parquedad de nuestras compañeras no le haga suspicaz y lo vea como una muestra de profesionalidad por su parte.- dicho esto le guiño un ojo a Xie. -Pero bueno supongo que tiene el tiempo bastante justo, así que vayamos al grano. ¿Qué es lo que sabe sobre lo que ha pasado y que es lo que quiere exactamente de nosotros? - concluyo algo más serio aunque sin poderse evitar el brillo en mis ojos ante un nuevo trabajo.
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #4 en: Enero 12, 2018, 08:02:48 am »
Todo a su tiempo, señor Blackwood. Todavía quedan por presentarse dos de sus compañero. Después les contaré todo lo que quieran saber...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #5 en: Enero 12, 2018, 11:41:49 pm »
Jack Talbot


Jack odiaba adentrarse en James Palace. Odiaba la prepotencia con la que lo miraban los ricos y poderosos. Odiaba a aquellos centinelas antinaturales que la custodiaban. Idiotas, si por el fuese les arrancaría el gaznate a todos con sus propios colmillos y garras. Sin embargo, había algo que lo hacía volver una y otra vez, el dinero. Lo único bueno de aquella gente, es que al contrario que la mayoría de cretinos desesperados en los barrios obreros, estos pagaban realmente bien.
La casa de su futuro patrón no fue muy de su agrado, estaba demasiado llena de cosas, y aunque espaciosa, para Jack era como encontrarse atrapado en una jaula. Allí había otros tantos desconocidas que no parecían encajar en el ambiente de lujo del barrio. Seguro que otro atajo de buscavidas y aventureros. El dinero era dinero para quien fuese...
El mercenario gruñó por lo bajo ante la petición y se sentó en la silla con los manos dentro de los bolsillos y sus hombros hundidos como si nada le importase.
- Un whisky, o mejor, una botella.- sonrió Jack.
Tras la espera, comenzó a beber hasta que su patrón, el señor Coralsen les pidió que se presentasen. Sus futuros compañeros de trabajo, parecía que ya se conocían. Ummm, odiaba a los grupos con historia y sus gestos de complicidad...
- Talbot, Jack Talbot, mercenario.- concluyó seco mientras volvía a remojar la garganta con el líquido oscuro.
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #6 en: Enero 14, 2018, 07:44:56 pm »
Gabriel

Cuando Kellerman puso de nuevo al asesino en contacto con sus antiguos compañeros de aventuras, Ian y Xiena, la sonrisa lobuna de aquel wargiano se afiló. Desde lo vivido en aquel desierto, ninguno de sus encargos era igual, echaba de menos trabajar en equipo y sobre todo bromear con su compañero y sacar de quicio a la mujer de ébano. Aún recordaba después del éxito de su antigua empresa como se había dejado embaucar por Ian para apostarse que si perdían una timba de póker como la de aquellos orcos del tren, se tintaría nuevamente el cabello. Lo que no sabía era que iba a acabar borracho como una cuba y tintandose pareciendo un wargiano albino. Seguro que a su familia, allá donde estuviera enterrados, le daría un infarto si se enterarán.

---

Finalmente volvían a James Palace, los centinelas Prax salvo registrarlos para detectar si llevaban algún tipo de arma, no parecieron percatarse de que en el pasado pensaban una orden de búsqueda sobre ellos, quizás también fuera porque había nuevamente cambiado la apariencia se había cortado el pelo, para que no se viera ni una sola pizca de aquel fantastico tinte.

Tras adentrarse en la mansión Coralsen guiados por el mayordomo, se percató de todos los libros y cachibaches que aquel aristócrata acumulaba, estaba seguro que sus compañeros estaban encantados con vivir en un lugar así, él aún tenía ciertas dificultades para permanecer en el mismo pueblo o ciudad más de una semana. Al llegar a la sala común, vio que allí ya esperaban dos individuos que no conocía previamente. Por un lado se encontraba un hombre de aspecto hosco y serio, había algo que le parecía familiar, pero desconocía que fuera de su "Hermandad", quizás fuera un mercenario que fuera por libre, porque se le veía en buena forma física. Por otro lado, estaba la figura de una esbelta y exótica yurita, no pudo evitar que una sonrisa se dibujara en su rostro al verla. Quién sabe, a lo mejor había encontrado a la mujer de su vida... o al menos a alguna que lo aguantará más de una horas o días.

En ese instante, llegó el anfitrión haciendo que se presentarán, primero la yurita, Kaat´yisha, luego fue el turno de su compañera Xiena y posteriormente el de su verborreico amigo Ian, que contrastaba con la presentación del señor Talbot. Sin lugar a dudas, todos estaban siendo sinceros con la profesión a la que se dedicaban. Sus compañeros ya lo sabían, pero creía que no era de educación revelar lo que era, más por todo el tema moral y de desconfianza de los demás integrantes que al parecer iban a embarcarse con ellos en aquella búsqueda.

Mi nombre es Gabriel, aunque me pueden llamar Gato, por eso de siempre caer de pie... añadió mientras sonreía y hacia un breve silencio ...digamos que soy un chico para todo, aprendiz de mucho, maestrillo de pocas cosas... continuo diciendo mientras  miraba de soslayo a la yurita. Imaginaba que el mercenario bufaría y lo consideraría una carga ... y disculpad a mi amigo el Sr. Blackwood, se encuentra deseoso de mostrarle ayuda, durante todo el camino ha estado hablando de las bondades y actitudes filantrópicas del Sr. Coralsen... prosiguió diciendo mientras se giraba para lanzarle un guiño a su compañero momento antes de volver al anfitrión ... así que aquí estamos reunidos, cuentenos, cual ha sido el motivo por el que ha reunido a tan selecto grupo.


 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #7 en: Enero 15, 2018, 11:27:48 am »
Es un asunto de la máxima urgencia. Quiero que vayan a las ruinas de la antigua Trovlisia y rescaten a la capitana Askmanis Tym'kah y a su equipo. Hace una semana partieron hacia allí en busca de un cuadro pintado por la mismísima Dala Nafhovok y desde entonces no he sabido nada de ellos...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #8 en: Enero 15, 2018, 07:17:41 pm »
Gabriel

El wargiano pensó que aquel hombre seguramente lanzaría una larga perorata para convencerlos de participar en una peligrosa expedición, pero fue la verdad que bastante concreto con lo que quería. Se notaba que cada segundo que pasaba, era una preocupación por el bienestar del antiguo grupo que había mandado. En cuanto a la artista, algo había oído con una chica con la que compartió el lecho y le gustaba mucho la pérdida y él pensaba que destruida obra. Ahora entendía porque aquel hombre quería recuperarla, seguramente valdría una millonada.

-¿Cual fue la última noticia que tuvo Sr. Coralsen? ¿Cree usted que algún otro interesado ha podido enviar a un grupo para hacer desaparecer a la capitana y su gente para quedarse con dichas obras de arte? Imagino que para esta misión nos pagará la mitad como adelanto y la otra mitad cuando regresemos...

Estaba seguro que regatearían en cuanto al adelanto, pero por pedir que no fuera...
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #9 en: Enero 15, 2018, 08:02:27 pm »
¿Cual fue la última noticia que tuvo Sr. Coralsen?

Lo último que supe de ellos es que aterrizaron en el distrito oeste de la ciudad, aunque no sabría decirles exactamente en qué punto - Sir Robert rebusca entre sus papeles y saca una copia de un viejo mapa de la zona - Tengan, pueden quedárselo. Se supone que el cuadro debía estar aquí - señala un edificio marcado como "Iglesia St. Gavery"

¿Cree usted que algún otro interesado ha podido enviar a un grupo para hacer desaparecer a la capitana y su gente para quedarse con dichas obras de arte?

Me cuidé muy bien de decir cuál era el objetivo de la expedición hasta que se firmaron los contratos, así que dudo mucho que alguien supiera qué andaban buscando. Además no he sabido de nadie que haya intentado organizar otra expedición y me he mantenido bien atento. No, creo que los problemas surgieron de la propia ciudad.

Imagino que para esta misión nos pagará la mitad como adelanto y la otra mitad cuando regresemos.

Les pagaré dos mil quinientos NuevoDólares a cada uno, además de proporcionarles transporte y equipo dentro de lo que considere razonable, y otros dos mil quinientos a su vuelta siempre que traigan a mi equipo o pruebas de su deceso que pueda entregar a su gremio. Además podrán quedarse con cualquier objeto de valor que encuentren salvo del cuadro de Dala.  Pero quiero que esto quede bien claro: su objetivo es el primer equipo, no el cuadro. Si pueden traerlo les quedaré muy agradecido, pero bajo ningún concepto deben priorizar su recuperación por encima del rescate ¿Estamos de acuerdo?...
« última modificación: Mayo 16, 2018, 09:33:11 am por Konietzko »
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #10 en: Enero 15, 2018, 10:25:56 pm »
Jack Talbot

Jack siguió la conversación con interés, aunque no diese muestras de ello. Después echó un vistazo al mapa. No sabía nada sobre la región, ni creía recordar lo que le había pasado.

- Por mi parte señor Coralsen, considéreme su nuevo empleado, pero para los que no somos eruditos del arte o la historia, ¿qué nos puede decir de Trovlisia y los posibles peligros que podemos encontrar?
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #11 en: Enero 16, 2018, 10:45:21 am »
Xiena ya estaba deseando ponerse en movimiento. Aún así el único movimiento que se percibió en ella fue el de cambiar el peso de su cuerpo sobre su pierna derecha. Por lo demás, seguía cruzada de brazos y apenas se le escuchaba respirar. Sus compañeros ya se encargarían de aceptar el trabajo , supliendo de sobra su falta de palabras.
Big girls cry when their dreams are breaking
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #12 en: Enero 16, 2018, 01:21:21 pm »
Por mi parte señor Coralsen, considéreme su nuevo empleado, pero para los que no somos eruditos del arte o la historia, ¿qué nos puede decir de Trovlisia y los posibles peligros que podemos encontrar?

A efectos prácticos, señor Talbot, le diré que desde hace setenta y nueve años la ciudad fue víctima de una plaga sobrenatural provocada por una organización de magos sedientos de poder llamados Bendecios Luna Negra. Por desgracia el gobierno de aquél entonces no supo reaccionar, y en el año mil sesenta y tres, es decir, hace sesenta y seis años, los Luna Negra consiguieron despertar en Trovlisia a un poderoso no-muerto que sólo fue derrotado cuando la Orden de caballeros de Zhenoghaia y el ejército de West Fargo unieron sus fuerzas. No obstante la ciudad nunca fue purificada completamente y se decidió que era más conveniente sellar la ciudad que arrasarla por completo. No era cuestión de dinero ni de pereza, sino de lo que podrían liberar si lo hacían. Sólo los dioses saben qué clase de horrores se han podido engendrar en esas ruinas malditas desde entonces. Yo suponía que todas las historias habían sido exageradas para darles mayor dramatismo, pero ahora creo que todo podría ser verdad y sólo quiero evitar que esas personas que envié paguen por mi ignorancia...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Helidiana

  • Enganchao, ya no podrá dejarlo...
  • **
  • Mensajes: 311
  • Thanked: 4 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #13 en: Enero 16, 2018, 03:38:42 pm »
Kaat'yisha se mantuvo en silencio mientras los demás se presentaban, incluyendo el gracioso que no dejaba de mirarla. Le sorprendió que la partida desaparecida la comandase una yurita también, pero comenzó a entenderlo a medida que el señor Coralsen hablaba de la ciudad a la que los había enviado.

- Es muy probable que ya lo hayan pagado si la historia es totalmente verídica, - intervino la yurita sin tapujos - pero en el caso de que la conocieran, aceptaron el riesgo al firmar su contrato. Al igual que yo.

Tal vez era una locura para otros, pero recuperar unos restos de una ciudad abandonada y llena de monstruosidades le sonaba más fácil de lo que esperaba en un principio. Y más si tenía en cuenta que nadie les había seguido; seguramente habrían dejado rastro de su actividad por toda la ciudad. Sabía a lo que se arriesgaba pero también sabía el prestigio del que gozaría si volvía de aquella misión.

- Si tiene algún otro dato de interés, estaría bien saberlo cuanto antes. Si todavía la conservan, su vida depende de lo que tardemos en partir.
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #14 en: Enero 16, 2018, 03:52:02 pm »
Si tiene algún otro dato de interés, estaría bien saberlo cuanto antes. Si todavía la conservan, su vida depende de lo que tardemos en partir.

No hay nada más que se me ocurra que pueda serles de utilidad - saca cinco documentos de contrato con el membrete de Mayes Antiquites y los pone sobre la mesa - Hay un cochero preparado para llevarles a mi aeródromo privado en cuanto hayan firmado...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #15 en: Enero 16, 2018, 04:52:12 pm »
Según iba escuchando me iba emocionando cada vez más. Una vez confirmado que los rumores sobre que el caso era en Trovlisia y realmente era un cuadro de Dala Nafhovok, bueno salvar al primer equipo pero aun había posibilidades de ver esa obra de arte. Ademas en cuanto note el movimiento por parte de Xie sabía que no era el único que le estaba encantando este viaje, por no hablar del mínino que ya se le notaba el brillo de los ojos en cuanto se nos hablo del pago. Por su lado nuestros nuevos compañeros ya habian mostrado su conformismo de una manera apagada... nunca entendería ese profesionalismo tan forzado pero bueno ya habría tiempo para romper el hielo con ellos.

-Pues creo que ya nos ha convencido a todos.- le digo sonriente mientras me acerco a la mesa dispuesto a firmarlo, una vez termino me aparto para dejar espacio al resto.-Pero bueno mientras el resto firma, ¿podría decirnos quien formaba el equipo de la capitana Askmanis Tym'kah?
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #16 en: Enero 18, 2018, 09:53:27 am »
Una excelente pregunta - Sir Robert saca otro legajo de documentos de la carpeta de su escritorio y los va ojeando conforme va nombrando a los tripulantes - Veamos: el segundo de abordo de la capitana era un norteño humano que se hacía llamar "Cogwalker". Había también una pareja de gemelos orcos llamados Yitok y Kazok, ambos bastante groseros y con una actitud muy beligerante. Luego estaba Yakmi Sekmet, médica itinerante. A pesar de su origen borkghariano esta mujer me pareció la mente más lúcida de la tripulación después de la capitana. Por último había un yurita llamado Naam'ka, especialista en sigilo y camuflaje. Recuerdo que me llamó la atención que tenía un mechón de su cabello teñido de rojo - Vuelve a guardar los contratos - Ellos son sus objetivos, damas y señores ¿Alguna otra cuestión?...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Helidiana

  • Enganchao, ya no podrá dejarlo...
  • **
  • Mensajes: 311
  • Thanked: 4 times
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #17 en: Enero 18, 2018, 10:18:12 am »
-Eso era un dato de interés y bastante útil... murmuró la yurita mientras se acercaba y firmaba el contrato. Muchas veces, sus clientes no eran del todo específicos y ella tenía que investigar más sobre su "presa". En el fondo no le importaba demasiado, pero era algo que podría haberse ahorrado si fueran más directos con la información.
Esperó a que firmaran los demás pero no abandonó la sala.
Ese tal Naam'ka le había llamado mucho la atención y no le extrañaría nada que se encontraran la ciudad algo más llena de lo que esperaban.

-¿Recuerda algo más sobre ellos? ¿Algún detalle de su comportamiento, algo extraño que mencionaran antes de irse?
« última modificación: Enero 18, 2018, 10:25:13 am por Helidiana »
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:Escena 1 - Un jugoso contrato
« Respuesta #18 en: Enero 18, 2018, 10:36:56 am »
Bueno, me extrañó bastante que los dos orcos mostrasen tanto respeto a la capitana, ya que la única forma de ganarse algo así de esos bárbaros es la fuerza bruta. Eso y que al señor Naam'ka parecía importarle menos la cuantía de la recompensa que el salir cuanto antes de la ciudad - Sir Robert coge los contratos y tras estamparles su sello personal los guarda en su carpeta - Buena suerte, damas y caballeros. El capitán Garrett les espera en el aeródromo.
« última modificación: Enero 18, 2018, 10:41:16 am por Konietzko »
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko