Por favor ingresa o regístrate. Diciembre 16, 2018, 04:31:04 pm

Autor Tema: El club de la luz roja  (Leído 801 veces)

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
El club de la luz roja
« en: Enero 03, 2018, 07:41:20 pm »
A primera vista, el club sexual es un anodino bloque de hormigón de dos pisos de altura situado a varios kilómetros al norte de Nueva York. Lo único que llama la atención son las luces rojas de baja intensidad instaladas a baja altura en la fachada. De vez en cuando un taxi de lujo o una limusina de alquiler se paran ante la puerta blindada del edificio para dejar o recoger a personas de elegantes ropas y aspecto intersante que entran o salen. Kurma y Raziel son los primeros en llegar en un elegante aerocoche pilotado por la capitana McClean.

El equipo Alfa está preparado para entrar en cuanto nos llamen. Si lo necesitan avísennos y apártense de cualquier puerta o acceso. Si es necesario utilizaremos cohetes antimecha para abrirnos paso. Buena suerte.

No hay gorilas en la puerta, ni ningún sistema de llamada ni portero automático. El técnico del departamento de Informática ya avisó a los agentes que la IAL del edificio sólo abre las puertas a quienes tengan una invitación correcta cargada en su PCPU, y que esas invitaciones han sido terriblemente difíciles de falsificar. En cuanto los dos agentes se acercan hay un rápido cruce de datos entre las PCPUs y la IAL que termina con el siseo hidráulico de la puerta al abrirse. Kurma y Raziel no pueden evitar sorprenderse ¿Una puerta blindada de medio metro de espesor para un club de alterne? Pero no acaban ahí las sorpresas: en cuanto la puerta se cierra tras ellos las PCPUs informan de un error de conexión a la red. La IAL no les permite el acceso a las comunicaciones del edificio y su estructura interfiere las comunicaciones... incluido el enlace con McClean. Lo siguiente es pasar un arco detector de armas custodiado por cuatro enormes matones elegantemente vestidos pero de aspecto amenazador. En ningún momento tocan a Kurma ni a Raziel. Simplemente les lanzan miradas hoscas mientras uno de ellos permanece atento a la pantalla del aparato, que pasa por alto las pistolas invisibles que ambos agentes llevan ocultas entre sus ropas.

Bienvenidos, señores - dice uno de ellos con una voz que parece producida por dos rocas chocando entre sí - Disfruten de la velada.
AMAZING ANGELIC VOCAL TRANCE MIX #5

Tras la segunda puerta hay una gran sala iluminada por luces negras que hacen brillar los tatuajes de Kurma, cegadora luces estroboscópicas y focos de luz en continuo movimiento. La música electrónica surge del sistema de sonido integrado en la pared con el volumen suficiente para ahogar las conversaciones y los gemidos. El club está repleto de personas involucradas en todo tipo de relaciones sexuales o espectáculos de sexo en vivo. Los "camareros" del club son jóvenes de gran belleza que se distinguen de los clientes por sus ropas escasas o ausentes y por el fino collar de cuero que les ciñe el cuello. En el centro de la sala destaca un escenario donde tres hermosísimas chicas copulan con dos muchachos en una desenfrenada orgía.

Buenas noches - un chico de no más de veinte años vestido solamente con un tanga diminuto y su collar sonríe a Kurma y Raziel - Adelante, no seais tímidos. La noche es vuestra. Soy Ahir, y puedo ser vuestro guía o lo que vosotros queráis - se pone una mano en la cadera y se inclina de forma sensual haciendo resaltar los elegantes músculos de su torso y sus piernas - ¿por dónde os gustaría empezar?

La aerolimusina de Nadia y Katry llega poco después, deteniéndose en la puerta hasta que las dos agentes han cruzado la gruesa puerta. Los intensas miradas de los matones hace pensar que se van a lanzar de un momento a otro sobre las dos y les van a arrancar la ropa a dentelladas y a violarlas como salvajes, pero se limitan a controlar el arco y dejarlas entrar. Mientras observan el interior del club y tratan de asimilar que están aisladas en él se les acercan un chico y una chica prácticamente desnudos y con los cuellos ceñidos por el collar del club. Sonriendo tienden las manos y las invitan a pasar...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #1 en: Enero 05, 2018, 01:36:12 pm »
En cuanto salimos de la limusina empiezo a imaginarme una de las razones, aparte de la obvia, por las que Pardella recordaba el sitio: parecía un jodido bunker. A pesar del asco que me daba las miradas de los seguratas mantengo el tipo sonriendo con picardía e incluso mirando alguno de los gorilas con mirada evaluativa de arriba abajo, ante todo había que mantener el papel...

Una vez dentro, compruebo asustada que hemos perdido la conexión con la red pero antes de que se lo pueda comentar a la agente Stinson se acercan dos "camareros" atendernos. Por lo que haciendo de tripas corazón empiezo con la pantomima por lo que empezando por la mano de la camarera voy rozandola hasta alcanzar su cuello y metiendo un dedo entre la tira que lleva y hago fuerza para acercarla a mi y la miro un segundo a los ojos con la vision arcana para ver si veo restos de magia onírica para acto seguido tirar un poco más y susurrarle al oido:

-Veo que eres toda una delicia, pero aquí mi amiga y yo venimos buscando lo mejor de lo mejor...- una vez acabo la suelto y le doy un pequeño empujón mientras me río ligeramente y me giro a mi compañera y agarrandola del brazo empiezo a andar haciendo un gesto a la chica para que nos indique el camino. - Vamos preciosa, llevamos meses queriendo entrar, ahora no es hora de que te cortes, anímate y a disfrutar
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #2 en: Enero 07, 2018, 02:35:38 pm »
Raziel

El joven telepata vestía una camisa que imitaba una especie de malla oscura donde se podía vislumbrar el delgado pero nervudo cuerpo fibrado que tenía, en contraposición con su compañero el nazzadi que tenía una increíble forma física propia del entrenamiento al que se había dedicado desde su juventud. Además Raziel llevaba orgullosamente su identificador donde lo señalaba como parapsíquico de alto nivel. Aquello generaría morbo y cierto temor a partes iguales, lo que podría aprovechar. Más sobre todo en aquel antro donde si así lo deseará podría ser de los que más hiciera disfrutar en aquel desenfreno sexual, anticipandose a los deseos de la otra persona debido a su telepatía. Casi empezaba a excitarse no por aquel ambiente, sino rememorando la brutal conexión física y emocional que sentía con Willow cuando hacían el amor.

Tras atravesar la puerta y ver como quedaban de nuevo "desconectados" hizo un fugaz mohín que su compañero pudo percatarse de que aquello no le gustaba. Además del grosor de la puerta, realmente ahora no tenían forma de contactar con el equipo de McLean, por lo que si pasaba algo sólo tenían aquella pistola y sus capacidades para lidiar con el problema. Sobre todo antes de que entrará la caballería y arrasara con todo. Se sentía realmente desnudo, no por llevar roja escasa, sino por no sentir la conexión con el Emin, si ella hubiera podido venir a aquella misión...

Cuando se acercó aquel joven hacia ellos dos, ofreciéndose, miró a su compañero que parecía evaluar la situación con mirada analítica. Así que le dio un codaco que lo abstrajo de su programación militar y empezó a hablar.

-Gracias Ahir por acogernos a mi amigo y a mí. Estabamos deseando llegar aquí para ver lo que se nos ofrece, si nos pudieras hacer un "tour", estamos seguro que sabríamos recompensarte muy bien. Yo estaba buscando "chicas especiales", mi amigo... en ese instante miró hacia Kurma ... no sé si tiene otro tipo de gusto...

Tras aquello dejó escapar una leve carcajada. Esperaba que cuando salieran de aquel antro, Kurma no decidiera luxarle el brazo por tomarse aquellas licencias.
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #3 en: Enero 07, 2018, 07:06:19 pm »
Nadia descendió de la aerolimusina con sus altisimos tacones de aguja. Antes acostumbraba a asistir con sus padres o con su ex a numerosas fiestas por lo que estaba acostumbrada a andar con ellos. Su pelo iba engominado hacia atrás y su maquillaje era oscuro y agresivo. Su corto vestido dejaba poco a la imaginación. Dentro de su bolso iba el arma oculta^y el dispositivo que le mandó Marian, y en el minúsculo bolsillo de fuera su mechero grabadora* y un par de cigarros.

Caminó hacia la entrada como una pantera sinuosa. Aunque no tenía muchas curvas, sabía sacar partido a sus andares. Una vez dentro se dejó embargar por la música y el ambiente. A veces echaba de menos salir de juerga, desconectar, tomarse unas copas con amigas. Dejó escapar un pequeño suspiro de placer antes de centrar su mente en lo importante. Katry ya había tomado las riendas de la conversación. En cuanto la quiso coger por el brazo, ella la esquivó con suavidad y rodeó su cintura  con un movimiento lento y perezoso mientras la observaba de lado como si fuera a comersela en cualquier momento.

Se dejaron guiar. Nadia se inclinó para poder hablarle al oido mientras dejaba escapar risitas traviesas para que nadie notase el tono de la conversación - Habrás visto que estamos aisladas, pero no te preocupes. Tu solo disimula y estate alerta -    bajó su mano hasta el trasero de Katry mientras su vista se perdía entre el gentío. Solo esperaba no toparse con ningún "amigo" de su padre.





* Este mechero lo tenía en la otra partida. Espero que no haya problema en que lo lleve de nuevo
« última modificación: Enero 07, 2018, 07:29:41 pm por Ewgene »
Big girls cry when their dreams are breaking
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #4 en: Enero 10, 2018, 01:18:33 pm »
Kurma


Uno nunca se sorprendía de lo sórdido que podía llegar a ser el mundo. Tras responder afirmativamente a McClean y entrar en el club. No pudo evitar dar un respingo al cortarse las comunicaciones. No es que tuviese miedo, pero sí estaba preocupado por el éxito de la misión. La cosa pintó aun más oscura en el interior con todo aquel desenfreno y aire viciado. Menos mal que Miruky no estaba allí para verlo, Miruky... no la podía cagar, iba a dar un importante paso muy pronto, y juró que nada ni nadie allí dentro le impediría volver. Cuando se presentó el joven dejó que Raz tomase las riendas, se sentía fuera de lugar en aquel sitio, y las relaciones sociales no eran lo suyo...


- Al contrario que mi amigo, quiero saber exactamente que ofrece este lugar, luego ya decidiré...- concluyó algo seco el nazzadi.
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #5 en: Enero 10, 2018, 06:20:11 pm »
Nadia y Katry
Viendo que no tiene posibilidades el chico se retira dejando a Nadia y Katry a con la chica, una espectacular belleza de piel alabastrina y pecosa y largo cabello rizado que cambia de color con las luces estroboscópias. Cuando Katry le echa mano al cuello se estremece y de su boca entreabierta escapa un gemido de placer. Se deja atraer por Katry poniendo las manos a la espalda y levantando sus voluminosos pechos mientras la Nazzadi simula acariciarle el cuello, encontrando sus dedos la marca de esclava en la nuca.

Veo que eres toda una delicia, pero aquí mi amiga y yo venimos buscando lo mejor de lo mejor. Vamos preciosa, llevamos meses queriendo entrar, ahora no es hora de que te cortes, anímate y a disfrutar

La chica coge las manos de Katry y de Nadia y besa a cada una en la oreja acariciándolas con la punta de la lengua - Pues habéis dado con la mejor del club. Soy toda vuestra, llamadme como queráis. Venid conmigo - La chica lleva a las agentes hacia una mesa rodeada por dos sillones semicirculares y pone la palma en el centro activando una interfaz holográfica. En el menú que se abre se ofrecen cartas de licores, combinados, comidas, espectáculos de sexo y un catálogo de acompañantes y de habitaciones privadas "convenientemente equipadas" - Vaya, sois unas VIP de primera - comenta la chica impresionada - A vuestras órdenes, mis amas...

Kurma y Raziel

Han llegado al paraíso en la tierra, señores - a Ahir no parece arredrarle el tono seco de Kurma - Bebidas exóticas, comida exquisita, drogas para un buen subidón y sobre todo la mejor compañía que se pueda desear - hace un gesto abarcando todo el club - ¡Vamos! No sean tímidos. Pueden mirar o pueden participar. Y lo mejor de todo: sin más limites que los de su imaginación - coge las manos de Kurma y Raziel y tira de ellos hacia la masa de cuerpos en movimiento, llevándolos hasta una barra atendida por varios camareros ligeros de ropa - La barra es interactiva - explica Ahir - Con sólo pulsar pueden abrir una interfaz holográfico que les mostrará todas las posibilidades que les ofrece este selecto club. Aunque ¿por qué no mejor empiezan en vivo y en directo?...
« última modificación: Enero 11, 2018, 08:05:53 am por Konietzko »
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #6 en: Enero 11, 2018, 05:08:06 pm »
Nadia se acomoda en el asiento. Con un gesto deliberadamente lento se cruza de piernas, mostrando sus bien torneadas piernas y casi algo más, pero ella parece sentirse cómoda en aquel lugar. Navega por la interfaz con salero y ganas señalando a Katry emocionada varias bebidas que le apetece probar y algún que otro espectáculo que estaría bien disfrutar.

- Hay tantas cosas aquí!! Atiende a mi amiga mientras yo me decido. Quiero algo muy especial - su tono era meloso y sensual.  Saca un pitillo del bolso y lo enciende, dejando el mechero con la función grabadora ON sobre el reposabrazos del asiento. Luego más tarde iba a ser dificil activarlo sin que se notara. Volvió a centrar  su atención en la pantalla, aunque esta vez estaba pendiente de los moviemientos de "llamadme como querais". También del resto de gente que podía andar cerca. Aprovechaba los momentos en los que daba alguna calada al cigarro que curiosamente hoy le sabía mejor que nunca.

Quería conectar el dispositivo que le había entregado Marian y ver que podían sacar de allí y no quería que nadie se diese cuenta. En cuanto vió que era posible colocó la plaquita sobre la superficie de la mesa.

« última modificación: Enero 13, 2018, 10:32:31 am por Ewgene »
Big girls cry when their dreams are breaking
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #7 en: Enero 11, 2018, 09:29:26 pm »
Siguiéndole el juego a Stinson cuando esta se acerca a mi y después de escucharla aprovecho para susurrarle:

-La chica esta drogada y hechizada aparte de que tiene la marca, me atrevería decir que todos los "camareros" son así. - dicho esto dejo mi mano en su cadera y nos dejamos guiar hasta la mesa por la pobre chica. Una vez en la mesa me recuesto en el sofá y viendo como Nadia parece querer un momento de intimidad confirmo su petición.

-Ya has oido a mi chica, asi que acércate para aquí,... hmm Lili.- le ordeno bastante firme mientras le indico con el dedo. -Bien Lili me he fijado que tienes un tatuaje precioso, me gustaría que me contaras su historia. Me gusta que mis nuevos juguetes tengan una, hacen más divertido romperlos...- dicho esto tiro de ella hacia mi y le doy un pequeño mordisco en la oreja y empiezo acariciarle uno de sus seno mientras le beso el cuello.-Venga contesta que te he dado una orden..- repito mientras la atraigo con mas fuerza hacia mi obligandola a no mirar hacia mi compañera.
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #8 en: Enero 12, 2018, 11:59:40 pm »
Kurma


El nazzadi interiormente suspiró, estar allí le resultaba difícil, no se sentía cómodo, y más sabiendo el tipo de gente que había allí.


- Pues... para empezar, no he cenado nada, así que pediré algo de beber y de comer. Algún coctel exótico, y alguna exótico con muchas especias. ¿recomiendas algo? mientras por supuesto podemos cotillear desde aquí lo que se cuece por ahí.


Esperaba que Raz se desenvolviese mejor que el, por que si por el fuese, sacaría la pistola y se llevaría por delante a mucha gente del local.
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #9 en: Enero 14, 2018, 07:01:03 pm »
Raziel

Mientras acompañaban a Ahir, él empezó a pensar que tipo de personaje quería interpretar. Si estaba allí para pillar a auténticos monstruos depravados, tenía que dejar emerger sus más bajos y oscuros deseos. Intentó recordar como era sentirse conectado al Emin, con toda aquella carga de brutalidad y salvajismo y pensó que su mente indagaría sobre esos aspectos. Él a diferencia del resto de sus compañeros podía llegar más allá con su mente.

Cuando el joven acompañante dijo la palabra de "paraíso" pudo ver como el joven telépata arqueó la ceja mostrando cierto hastío y aburrimiento. El hombre parloteaba como si fuera un anuncio por palabras de la prensa, así que tras escuchar al soldado que se encontraba como pez fuera del agua, él decidió tomar las riendas del juego.

Aferró a Ahir por el cuello, en un principio parecía con un gesto dulce y juguetón, pero pronto los dedos del parapsíquico empezaron a clavarse en la garganta del joven efebo.

-No te equivoques Ahir, yo no vengo al paraíso para disfrutar de un buen coñito joven o notar como fuerzo el ano de alguien... añadía con una voz desprovista de satisfacción ninguna mientras hacia un gesto para que viera su brazalete donde lo identificaba como parapsíquico ... vine aquí para disfrutar de cómo puedo quebrar el cuerpo y la mente de una chica... de ahí lo de "chicas especiales"... no vine a un lugar tan selecto para ser bueno... ¿lo has entendido?

En ese instante, soltó la presa del cuello del chico y lo empujo levemente para apartarlo de los dos.

-Cuando tengas lo que he venido a buscar, hazmelo saber, mientras tanto ya lo has oído, pierdete, mi amigo tiene hambre y queremos ver que nos ofrece este interfaz ya que parece ser tú no has sabido...

Dicho aquello lo ignoró, dejandolo confuso y esperando que aquello le permitiera dar con las víctimas que habían podido sufrir al gran nazzadi. Quizás si encontraba a alguna de las chicas "quebradas" está le pudiera dar más información acerca de la mala bestia nazzadi.
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #10 en: Enero 14, 2018, 08:20:21 pm »
Nadia y Katry

Colocar el dispositivo de Marian resulta insulso. No hay un parpadeo en el cristal inteligente, ni aparece un gráfico de carga o alguna señal de que el dispositivo esté haciendo algo.

Me la hizo el señor Nepoka - contesta "Lili" - Él es mi dueño y señor. Para ti soy tu juguete de esta noche, pero yo soy suya siempre. Es... bueno, lo entenderás cuando lleves más tiempo por aquí. Hay quienes han intentado que el señor Nepoka me venda o me regale, pero él nunca me dejará ir. Por eso llevo su marca ¿te gusta? Si juegas bien tus cartas tú también podrás marcar algún día a tu propia esclava. Pero por esta noche soy tuya, estoy dispuesta a hacer lo que tú quieras. Puedes hacer conmigo lo que desees menos matarme...

Kurma y Raziel

Si el chico está molesto o asustado por la actitud de Raziel. Sencillamente retrocede, encoge los hombros en un claro gesto de "tú mismo" y se marcha a una mesa cercana para a unirse a un ménage-á-trois.

Observando la escena con incomodidad Kurma no se percata de que alguien se le acerca por detrás hasta que le ponen una pesada mano en el hombro. A duras penas consigue reprimir el reflejo de agarrarlo y lanzar al dueño de la mano por encima de su hombro, pero éste interpreta correctamente la tensión del Nazzadi y se retira rápidamente.

Caramba, qué pequeño es el mundo - el que habla es un gigantesco humano forrado de músculos con el pelo castaño cortado al estilo militar y vestido con ropas cómodas, fáciles de quitar - Aunque confieso que tú eres la última persona que esperaba encontrar por aquí ¿por qué no le dices al mierdecilla - hace un gesto señalando a Raziel - que se vaya a lamer ojetes y charlamos un rato?

Kurma tarda casi medio minuto en reconocerlo. Cuando ambos estaban en el ejército John Henry no era tan grande. Claro que entonces tampoco tenía brazos cibernéticos. Sí que conserva esa inquietante mirada que delata un ansia por la violencia apenas contenida...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #11 en: Enero 15, 2018, 07:25:37 pm »
Raziel

Cuando se marchó aquel joven, un hombre fornido se acercó por detrás a Kurma. No sabía quién era pero sin lugar a dudas era un auténtico descerebrado, ya sin conocerlo y lo trataba como un despojo humano. Su rostro se mostró impasible, lástima que no estuviera acompañado de su "chica" estaba seguro que no tendría el valor de insultarlo tan alegremente, pero ella no estaba allí...

-Kurma, ¿lo conoces?... algo le decía que sí, así que se giró hacia el hombre ... mi nombre es Raziel, no mierdecilla, y si queríais hablar a solas, sólo tenías que pedirlo por favor no hacía falta que insultes gratuitamente.

Dicho aquello miró a su alrededor y decidió dejarlos a solas para que disfrutaran de mayor intimidad.

-Voy a echar una visual... dijo haciendo una señal a Kurma para que entendiera que buscaría lugares que le ayudará a ver de manera podría lanzar un mensaje si fuera necesario al exterior. Quizás por el camino descubriera algo interesante
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #12 en: Enero 15, 2018, 10:15:28 pm »
Kurma

Durante unos instantes, el tiempo se paró para el nazzadi. Su cuerpo se tensó, la adrenalina comenzó a fluir y ya se estaba preparando para eliminar a la amenaza cuando la cara que vio le recordó tiempos más sencillos, aunque no menos duros. John Henry, seguía casi igual, de no ser por aquellos implantes que acentuaban su percha simiesca. Le molestó algo el trato hacia Raz, pero aquello era algo extraordinario y decidió guardar su molestia, con John era mejor no discutir. Kurma hizo un gesto para calmar a su compañero ante el insulto y asintió cuando dijo que se iba a dar una vuelta. Lo prefería, John podía ser un capullo integral, y alguien no acostumbrado a el, podía acabar desmadrándose todo muy rápido.

- Bueno John, dichosos los ojos, no nos veíamos desde... desde aquel incidente en aquella base Migou en medio de toda aquella nieve. Cuéntame, que fue de tí desde entonces, ya quedamos muy pocos de nuestra antigua unidad...- dijo como recordando mientras le señalaba unos sofás donde sentarse.
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #13 en: Enero 16, 2018, 05:58:33 pm »
Otra vez ese nombre, Nepoka. La verdad es que esa sabandija ni se molestaba en ocultar sus pasos y eso incluso me enfada, ¿tan intocable se creía?

-Así que todo salvo matarte...- digo mientras cierro mis manos sobre su cuello y aprieto durante un momento para luego soltarla y seguir jugueteando con ella, cada momento que seguía con esto me hacia sentir nauseas pero la pobre había comentado algo interesante.-Tienes suerte que eso sería demasiado rápido para que lo disfrutase, pero dime... ¿A qué te referías con eso de que podría conseguir a mi propia muñeca personal? ¿Que cartas debería jugar?- le concluyo dándole un azote con cada pregunta. No sabía cuanto tiempo iba necesitar la agente Stinson pero esperaba que poco.
 

Ewgene

  • Director de Juego
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2198
  • Thanked: 21 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #14 en: Enero 19, 2018, 10:27:06 am »
Nadia se había levantado para recolocarse el vestido y se volvió de espaldas a Katry y la chica. Seguía fumando mientras parecia estar divirtiendose observando todo lo que había a su alrededor. Sus caladas eran lentas y largas aunque apenas exhalaba humo.
Big girls cry when their dreams are breaking
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #15 en: Enero 19, 2018, 07:25:01 pm »
Nadia y Raziel
Por el momento nadie parece fijarse en dos figuras solitarias que por ahora se limitan a mirar. Cuando el telépata se acerca a Nadia se da cuenta de que, a diferencia de él, ella parece encontrarse cómoda en este sórdido ambiente. Una aplicación salta en la PCPU de Raziel recordándole las ofertas del club... y que le están vigilando...

Kurma

John se toma un cóctel de fuerte aroma mientras esperan la comida ordenada por Kurma - Bueno, colega, vamos a tener una charla - se acerca amenazadoramente a Kurma aunque sin llegar a tocarle - Sé que cuando dejaste el ejército lo hiciste con una oferta de trabajo de los federales. No sé con qué departamento ni me importa, pero si estás aquí debe ser porque estás investigando a alguien en este vertedero. Esto nos lleva a por qué estoy yo aquí. Hay alguien que ha gastado mucho dinero para que me cargue al que dirige este sitio, un tío llamado Nepoka. Nada limpio. Tengo que hacerlo malamente, haciéndole sufrir hasta que me suplique la muerte. Pues bien, llevo semanas frecuentando el club y estoy seguro de que hoy por fin va a asomar su fea cara por aquí. Lo que quiero decirte es muy sencillo: no te metas en mi camino. Si vienes a por Nepoka lo siento. Confórmate con hacerle la autopsia porque como se te ocurra ponerte en medio te pasaré por encima. No es nada personal - vacía medio vaso de un trago - Demonios, cuando estábamos en el ejército eras de los pocos que me caían bien. Por eso te estoy avisando. Y por cierto, salvo que quieras que empiecen a hacerte preguntas incómodas más te vale meterle mano a alguien - Termina su vaso de un trago y se levanta. Por un momento parece que va a palmear la espalda de Kurma pero se refrena en el último momento - Que no nos veamos, colega. Que te vaya bien - dice antes de alejarse...

Katry

Lili deja escapar una risita tonta - Todo depende de hasta dónde estés dispuesta a llegar. Aquí puedes conocer a gente poderosa, gente a la que si le haces los favores adecuados puede proporcionarte a cambio placeres fuera del alcance de la gente normal. Cuanto más hagas, más recibes - se lanza hacia delante besando el cuello de Katry y lamiéndola juguetonamente - ¿Por qué no empiezas probándome? Valdrá la pena, te lo aseguro...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko
 

Frozenponce

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Thanked: 5 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #16 en: Enero 20, 2018, 04:48:29 pm »
Aunque estaba segura de que preguntarle más cosas no la iba hacer sospechar, algo me decía que luego se lo contaría todo a sus "amos". Por lo que no tenía mucho sentido forzar la suerte pero tampoco podía librarme de ella sin levantar sospechas...

-Te veo muy confiada de ti misma para ser un juguete... Cierra los ojos!- le mandó mientras la separo agarrándola del pelo y presiono para que se arrodille acercando su cara a mi pelvis para acto seguido alejarla suavemente estirando mi pierna mientras le clavo un tacón en el hombro -Así que te voy a poner a prueba, nada excesivo para ser la primera vez, hazme sentir lo mejor posible sin mirar. - una vez hecho el paripé miro alrededor con cara aburrida para hacerme una idea de donde están el resto y otra cualquier cosa que pueda llamarme la atención.
 

Lycaon

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 680
  • Thanked: 6 times
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #17 en: Enero 21, 2018, 08:37:58 pm »
Raziel

Mientras iba recorriendo el club, sintió la alerta de su PCPU, saltaban las ofertas de aquel club, pero hubo algo que destacaba que le llamó la atención. Al parecer alguien había puesto atención sobre él, posiblemente que fuera luciendo que era un parapsíquico pondría intranquilo a la mayoría de seguridad, quién sabe lo que podrían pensar que podría hacer, en aquella sociedad, todo lo desconocido era temido.

Algo le daba mala espina, así que decidió regresar cercano a su compañero Nazzadi, mientras tecleaba en su dispositivo que le descargara un mapa de aquel lugar. Quería empezar a localizar todo tipo de salas y lugares desde donde pudieran blindarse hasta que la cosa se calmara. No tener con él al Nephilim, le hacía sentir como si a aquel lugar hubiera ido desprotegido.
 

Fian

  • Si no juega empiezan los temblores...
  • ***
  • Mensajes: 547
  • Thanked: 3 times
  • Juegos Favoritos: Fate, Hitos, Solomon Kane, Mundo de Tinieblas...etc.
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #18 en: Enero 24, 2018, 05:42:41 pm »
Kurma


El nazzadi le iba a replicar algo a su ex-camarada, pero lo dejó marchar. De algún modo Kurma sabía que era mejor no forzar la situación o acabaría enzarzado en una pelea que no sabía si podría ganar. Al instante se preocupó mucho por el destino de la operación. Nepoka era ahora alguien muy buscado. Tenía que pensar en el siguiente paso a seguir. Kurma le hizo un gesto a Raziel para que se acercase cuando lo vio merodear cerca.


- Tenemos un problema.- le dijo a Raz.- Ese loco lleno de testosterona es John, un antiguo compañero del ejército. Me acaba de decir que ha venido a matar a Nepoka por negocios y que será mejor que no me entrometa. Así que o bien le podemos ofrecerle nuestra ayuda, a cambio de que le hagamos unas preguntas al nazzadi y que después tenga que pasar lo que tenga que pasar, o bien hablamos con los de seguridad, hacemos que muera el pobre de Jonh e intentamos acercarnos a Nepoka. Nada de esto me gusta, deberíamos consultarlo con las chicas... Sea como sea esto va a acabar mal...
 

Konietzko

  • Moderador
  • Si no juega empiezan los temblores...
  • *****
  • Mensajes: 2219
  • Thanked: 14 times
  • Siempre jugando, siempre aprendiendo
  • Juegos Favoritos: Cualquier juego es bueno con la compañía adecuada
Re:El club de la luz roja
« Respuesta #19 en: Enero 28, 2018, 02:00:04 pm »
Katry

Sí, mi ama - ronronea la chica arrodillada. Empieza a pasar la lengua por los zapatos de Katry mientras le acaricia la pierna con las manos. Y realmente sabe lo que hace, provocando en Katry sensaciones que la hacen estremecer...

Todos

Un aviso sin identificar informa a los agentes de que las comunicaciones con el exterior se han restablecido, y que hay una llamada entrante pendiente de respuesta...
"No existe mejor amante que la guerra, mayor placer que la venganza ni felicidad más grande que la de destruir a tus enemigos."

Margrave Iván Konietzko